Sequía de vida

Recientemente Puerto Rico está pasando por un racionamiento de agua debido a la sequía existente.

Esta sequía se debe a la falta de lluvia, haciendo que no haya suficiente agua para suplir las necesidades de las plantas, los animales y los seres humanos.

Los períodos de sequía pueden tener importantes consecuencias para el ambiente, la agricultura, la economía, la salud, y la sociedad.

Los efectos pueden variar según el caso.

Es preocupante ante la incertidumbre de lo que puede pasar después.

Pero más preocupante e incluso temeroso es la gran sequía que existe en los corazones de las personas que viven en mi isla.

Ante la crisis económica que afecta a nuestro país, ante el alza en el desempleo, ante la corrupción, ante el cierre de escuelas, ante la criminalidad, ante la insensibilidad, se ha generado una gran sequía que afecta nuestras vidas como pueblo.

Ya no nos preocupamos por nuestro prójimo, ya no nos interesa el bienestar de nuestra cultura, ya ni siquiera creemos en la educación.

Preferimos vivir del conformismo, la indiferencia y el individualismo.

¿Dónde queda la unidad?, ¿A dónde se fue la tolerancia?, ¿Dónde se esconde la justicia?

sprout makes the way through sand
Foto toamda de freepik.com

Mi tierra se seca, se afecta, se muere a causa de una sequía de solidaridad, una sequía de empatía, una sequía de amor, una sequía de Dios.

Los embalses de mi tierra bajan su nivel por la existencia de sequía de promover valores en nuestros niños y jóvenes, sequía de respetar la vida humana, sequía de respetar la naturaleza.

Nuestros ríos se secan ante la sequía de honestidad, ante la sequía de integridad.

Vivimos luchando contra una sequía de conocimientos, una sequía de compromiso, una sequía de paz, una sequía de perdón, una sequía de liderato, una sequía de justicia, una sequía de compasión, una sequía de libertad.

Aprendamos a ser libres y ayudemos a contribuir para que esta sequía termine.

La lluvia es un elemento esencial ante cualquier sequía.

El agua no solo servirá de solución a un problema ambiental, si no que será de nuevas fuerzas, aliento, esperanza.

El agua estabiliza, alivia, anima y sana.

El agua llenará todo aquello que hace falta, saciará la sed de aquel que grita con desesperación y siente morir.

Será la restauración de aquello que se desgastaba, se moría.

El agua nos dará vida, el agua es vida.

Conviértete en ese canal de agua fuerte, consistente y refrescante que se deja sentir.

Sé esa agua que da vida.

Se ese nutriente necesario ante la sequía que afecta nuestras vidas, nuestros corazones, nuestro Puerto Rico.

Permite que el agua te estabilice cuando no puedas controlar tu enojo.

Deja que el agua alivie tu corazón herido y maltratado.

El agua te animará a seguir adelante, el agua sanará tu vida.

Llena los estanques con tu agua pura, limpia, dispuesta a comenzar de nuevo, tu pueblo te lo agradecerá.

1726.jpg
Foto tomada de freepik.com

“Yo haré que corra agua en el desierto y que broten arroyos en tierras secas. A tus descendientes les daré vida nueva y les enviaré mi bendición.” Isaías 44:3 (TLA)

Anuncios

Escrito por

Mi nombre es Legna González y soy de Arecibo, Puerto Rico. Soy una mujer de decir pocas palabras pero de grandes cosas que escribir. Las letras y las palabras definen mi entorno. Amo a Dios, escribir, la naturaleza y la fotografía. Quiero expresar lo que soy y lo que siento a través de este espacio. Gracias por tomar de tu tiempo y leer lo que escribo. Espero que puedan disfrutar leerlos así como yo escribirlos. ¡Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s